telefono
Viernes, 13 Enero 2017 09:24

Cuándo acudir a terapia de pareja.

 

En los últimos años hemos asistido en consulta, a un aumento significativo de pacientes solicitando servicio de mediación y terapia para sus problemas de pareja.
Son frecuentes problemas como: celos o infidelidades, enfrentamiento con las familias del otro, diferencias en cómo afrontar los problemas, diferencias en los estilos de crianza de los hijos, entre otros.
Todas, situaciones que hacen tambalear la estructura de una relación hasta, sino se ponen los medios adecuados, romperla.
Es por ello que los terapeutas ayudamos a las parejas a aprender a comunicarse, a entender los sentimientos del otro, a empatizar con sus estados de ánimo, todo dentro de un contexto de aceptación y respeto.

¿Cuándo podemos considerar que una pareja ha de acudir a terapia?, ¿Qué señales indican que debemos pedir ayuda?

1) Cuando los enfrentamientos o discusiones sobrepasan el límite del respeto y se vuelven agresivas.
2) Cuando uno de los miembros de la pareja desarrolla algún trastorno emocional, ansiedad o depresión.
3) Cuando deja de apetecernos pasar tiempo con nuestra pareja y estamos deseando que se vaya de nuestro lado.
4) Cuando empezamos a notar que nuestros sentimientos se enfrían.
5) Cuando no somos capaces de solucionar un problema puntual y cada uno se enroca en su posición.
6) Cuando atacamos al otro porque creemos que eso es lo que hace con nosotros.
7) Cuando existen malas interpretaciones en relación a los actos del otro.
8) Cuando mi deseo sexual hacia mi pareja disminuye.


Es importante y relevante para que una pareja tenga una opción de salir adelante que la decisión de acudir a terapia no se vea como el “último cartucho” que quemar, sino como una oportunidad para entender que está pasando, así como una oportunidad para crecer como personas.
La comunicación es la base de toda relación humana y aprender a entender y respetar el punto de vista del otro sin juzgar ni sentirse juzgado es la base de una sana relación con los demás y es el punto de partida de toda intervención psicológica.

Publicado en blog psicología Caps
Miércoles, 27 Julio 2016 15:22

Terapia a través de la Realidad Virtual

TratamientoRealidadVirtual

 

Desde Psicología Caps Vigo queremos haceros partícipes de nuestra nueva colaboración con la empresa barcelonesa Psious, la primera plataforma mundial de Realidad Virtual para el tratamiento de trastornos de ansiedad y fobias  pionera en Vigo y en el resto de la comunidad gallega.

Como es importante para nosotros buscar nuevas alternativas de tratamiento, eficaces y avaladas científicamente, os ofrecemos lo mejor para superar vuestra ansiedad, técnicas objetivas, individualizadas y avaladas por la comunidad científica internacional.
La Realidad Virtual tras 20 años de investigaciones, se perfila como un tratamiento eficaz en los trastornos de ansiedad y en las fobias.

Sábado, 13 Febrero 2016 10:01

pareja

Terapia de pareja
¿Crees que la mala comunicación entre tu pareja y tú es la causa de vuestros problemas? ¿Sientes que tu pareja no te entiende ni te escucha? ¿Pasáis poco tiempo juntos? ¿Sabéis disfrutar de vuestro tiempo de ocio?
Los individuos tenemos muchas maneras de relacionarnos los unos con los otros. Crear un compromiso y establecer un vínculo con otra persona es una de ellas.
Cuidar y mantener viva una pareja a lo largo de los años no es tarea fácil, es importante trabajar cada día para el vínculo se mantenga.
Cada uno de los miembros de la pareja tiene unas necesidades que es importante que sean tenidas en cuenta y valoradas por la otra persona.
Es importante valorar por encima de todo la importancia de la comunicación, no dando por supuesto conclusiones. Sentarse a hablar sobre lo que sucede en el día a día, en cómo nos sentimos es altamente positivo para la pareja.El estrés del día a día, la monotonía, la llegada de los hijos, los problemas de trabajo o desavenencias familiares, pueden marcar el inicio de problemas en la pareja y en su convivencia ya que existen ocasiones en las que las personas se encierran en sí mismas y no comparten los problemas, lo que conlleva que se genere una distancia cada vez mayor entre ellas.

Los problemas principales con los que nos enfrentamos a la hora de comenzar una terapia de parejasuelen tener como base la mala comunicación, la poca empatía, el no saber escuchar.

Es importante de cara a una terapia que los dos sean conscientes de que el problema es de dos, que la solución viene por la implicación de ambos y que la decisión nunca fácil de comenzar una terapia de parejasea consensuada.
Sábado, 13 Febrero 2016 09:55

autoestima

Una buena autoestima es la base de un buen desarrollo personal y social.
Si las personas no nos queremos, no nos valoramos y no apreciamos en nosotros mismos nuestras cualidades, difícilmente podremos llevar una vida saludable y ser felices.
La idea que cada uno tiene de uno mismo es fundamental de cara a sus relaciones sociales y a la consecución de sus objetivos y metas.


Existen personas con la autoestima alta que se “comen el mundo” y por el contrario existen personas que no confían en sus posibilidades se esconden de los demás y de sí mismas.
Una persona que no se quiere a sí misma, que no es capaz de resaltar sus cualidades positivas, que el miedo a equivocarse la paraliza, que no confía en sus posibilidades ni en sus recursos, que necesita la aprobación de los demás para llevar a cabo sus proyectos, que cambia con facilidad de opinión y no es capaz de defender sus ideas, es una persona con Autoestima Negativa.


La terapia es fundamental y necesaria en este tipo de casos y se basaría entre otras cosas en:


Corregir pensamientos negativos.
Ayudar en la toma de decisiones.
Desarrollar habilidades de afrontamiento.
Descubrir cuáles son las cualidades de la persona.
Aprenda a defender su punto de vista.


Todas ellas estrategias básicas para que la opinión que se tiene de uno mismo se vuelva más positiva y se refuerce.


Con ello la persona logrará sus objetivos y aprenderá a sentirse bien consigo misma y con ello encontrar la motivación necesaria para que el cambio comience.

Martes, 09 Febrero 2016 13:13

sexualidad

TERAPIA SEXOLOGÍA


¿Voy a recuperar la erección o me quedaré así para siempre?, ¿mi pareja va a dejar de quererme y se va a ir con otro o con otra?, ¿soy un fracasado?, ¿sólo me pasa a mi?, ¿el sexo ha dejado de interesarme?, ¿soy incapaz de controlar mi eyaculación? ¿soy incapaz de sentir placer?



Si estas son las cuestiones que te preocupan, puede que estemos ante un problema sexual.
La sexualidad es un aspecto fundamental en el ser humano.
Vivir una sexualidad plena es importante y vital para el adecuado desarrollo del individuo.
Los especialistas de CAPS sexología participan activamente en la promoción de la salud sexual de hombres y mujeres.

Es por ello que si el sexo se transforma en una situación cargada de ansiedad, la cual empiezas a querer evitar, en miedo al fracaso, en angustia por no disfrutar ni que tu pareja disfrute contigo, plantéate consultar con un profesional y trabajar tu problema.

La respuesta sexual puede verse alterada ante cualquier contratiempo de nuestra vida. Situaciones de estrés laboral, problemas en el entorno familiar o social.
Es importante no asustarse si ante este tipo de problemas notamos que nuestro deseo o excitación no es el que era.
Es fundamental no generar ideas equivocadas acerca de lo que sucede con nuestro cuerpo, que nos parece que ha dejado de responder. Estas ideas conllevan frustración, bajada de autoestima y problemas de pareja.
Existe una disfunción sexual cuando se alteran una o más fases de la respuesta sexual humana: deseo, excitación, orgasmo y resolución.
Este esquema no es un mecanismo perfecto, ya que las fases de la respuesta sexual pueden alterar su orden, saltearse o suspenderse, pero pueden servirte de guía para clarificar tus dudas.


Son muchas y diversas las causas de las disfunciones sexuales, siendo lo más frecuente la multicausalidad:

Factores psicológicos interpersonales: los más frecuentes, los problemas de pareja, que se suelen dar cuando no se sabe resolver un problema sexual por una deficiente comunicación y se hace responsable al otro.

Factores psicológicos personales: falta de educación sexual, creencias erróneas con respecto al sexo, miedo al fracaso, ansiedad de ejecución, el rol de espectador, estrés y problemas psicológicos.

Factores biológicos: existen varias patologías, enfermedades médicas y fármacos que interfieren en los procesos de la respuesta sexual.


Entre los problemas sexuales más comunes tanto en hombres como en mujeres destacamos:


Trastornos sexuales masculinos:

Disfunción eréctil: La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Se trata de un problema que tiene un impacto significativo en la calidad de vida de las personas afectadas y en la de sus parejas.

Eyaculación inhibida o retardada: La eyaculación retardada es menos frecuente que la disfunción eréctil o eyaculación precoz. El hombre logra excitarse, consigue una buena erección, pero no es capaz de desencadenar le reflejo eyaculatorio.

Eyaculación precoz: La Eyaculación Precoz es el trastorno sexual más frecuente en hombres. Se trata de la incapacidad de controlar voluntariamente el reflejo eyaculatorio, es decir que la eyaculación se presenta sin poder lograr su control.

 

Trastornos sexuales femeninos más frecuentes:

Anorgasmia: Se define como la incapacidad de alcanzar un orgasmo a pesar de tener deseo y excitación sexual. Existen todas las condiciones físicas y emocionales para lograrlo. Se trata de una de las disfunciones más frecuentes en las mujeres.

Vaginismo: Esta disfunción sexual se caracteriza por un espasmo involuntario de los músculos que rodean la entrada vaginal. Las mujeres suelen tener miedo al coito y a la penetración. Este miedo hace que los intentos sean desagradables y dolorosos.
Dispareunia: Se define como la aparición de dolor intenso, bien al principio, bien a lo largo o al final del coito.



Trastornos sexuales que afectan tanto a hombres como a mujeres:

Deseo sexual inhibido: Se caracteriza porque la persona carece de apetito sexual, no se siente atraída por el sexo ni por la posibilidad de poder llevar a cabo conductas sexuales. La persona no busca interacciones sexuales pese a que puedan ser accesibles y a que su capacidad sexual no está alterada. Esta falta de deseo no sólo se refiere la coito sino también puede incluir la masturbación, fantasías y pensamientos de naturaleza sexual.

Aversión sexual: Rechazo o evitación del contacto sexual: La persona que lo padece experimenta una fuerte ansiedad o miedo al intentar la relación sexual. Si la persona vive en pareja tiende a evitar todo tipo de situaciones que considere incitadoras de un encuentro sexual. Se ponen en marcha las estrategias más diversas para esquivar al otro: ausentarse de la casa, descuidar el aspecto físico para no resultar atractivos/as o acostarse pronto.

Descuentos

BonosDescuento.jpg

Realidad Virtual

Últimas noticias

Lo más visto

Aviso Legal

Foro Psicología

Nº Registro Sanitario

Scroll to top

Psicólogos Vigo
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies